Amigos de la Montaña del Porma
 
topónimos >>
 


“Yo vengo de una raza de pastores
que perdió su libertad cuando perdió
sus ganados y sus pastos.”

Julio Llamazares

Lo que aquí sigue es un simple y breve recordatorio de topónimos, de nombres olvidados o a punto de olvidar de los pueblos afectados total o parcialmente por el pantano de Vegamián; nombres de parajes, de calles, de caminos, de fuentes, de veredas, de puentes, de pontonas, etc., y que fueron una del las principales señas de identidad durante siglos para nuestros antepasados, que a lo largo de muchas generaciones los fueron conociendo y bautizando.

En total, más de 1.200 nombres para localizar mínimas extensiones de terreno. Nombres que a veces se repetían en otro pueblo, como La LLera, LLerón, Las Vallinas, Piornal, etc; también nombres diferentes para señalar un mismo cerro, una misma peña, en función de la vertiente desde donde se la miraba. Esto ocurría, por ejemplo, con la Peña de la Vega, que así la llamaban los que la veían desde Vegamián o Lodares. En cambio, las gentes de Armada la llamaban Solapeña y los de aquí para arriba la conocían como Peña de Armada.

Otros que significaban algo que posiblemente existió, pero que ya no estaba en sus últimos años como, por ejemplo, el "Prao de los pozos" en Vegamián o las "Praderas del Molino" en Campillo, pues las personas consultadas no recuerdan haber visto nunca ni los pozos ni el molino, aunque parece probable que en alguna época ambos existiesen.

Algunos personalizados como: Pepón, Prao de María, San Roque, San Juan, Llerones de San Antonio, San Lorenzo, La Pepita, San Pelayo, San Andrés, La Franciscona, etc.; los que llevan delante el tipo del que se trataba, como Pontón de los Maderos, Prao de la Iglesia, Collada de Reyero, Fuente fría, Corral de los lobos, Camino Molín, Tierras grandes... etc.

Todos ellos han sido repasados con gentes de cada pueblo que los conoció y los pateó en muchas ocasiones, por lo que nadie más autorizado que ellos para corregirlos. A ellos mi agradecimiento por la lata que les haya podido dar.

Ellos fueron:

En LODARES: Julio Díez, Jesús González, Isidro y Sara González.
En VEGAMIAN: Julio Bayón, Toso Suárez, Cencio Martínez, Modesto Fernández y Berto Fernández.
En CAMPILLO:  Santos Rodríguez, Ricardo Fernández y Carmen Rodríguez.
En FERRERAS: Matías Rodríguez.
En QUINTANILLA: Ismael Fernández y Julia Arenas
En  ARMADA:  Modesto Fernández y Vicente Peláez
En UTRERO: Mino Fernández
En EL CAMPO: Isidro García Martínez
En VALDEHUESA: Tasio Pereda
En RUCAYO:  Tomasa Huerta, Pepe Huerta, Chon Gómez y Luisa Huerta

Aún así, es probable que falte alguno. Queden aquí por ello mis disculpas a la vez que mi petición a aquel que los eche en falta, para que me lo comunique y así poderlos incluir, pues no es éste un trabajo ni mucho menos cerrado, quedando abierto para la inclusión de nuevos datos.

Algunos aparecen subrayados. Si clineas encontrarás debajo alguna información de esas que, generalmente solo están registradas en la memoria de los paisanos y que, poco a poco, iremos completando.

Mientras, ahí irán apareciendo todos esos nombres, algunos ya olvidados y otros que, al menos para mí, son entrañables como: Llerón, La Triema, Tejedo ..., como sentido homenaje a nuestros ancestros y con el deseo de que su repaso ayude a evocar tantos paisajes y tantos buenos recuerdos de lo que fueron, son y serán para siempre nuestras autenticas raíces.

Bgh/ León diciembre 2007

 
 
Armada
 
Campillo
 
Camposolillo
 
Ferreras
 
Lodares
 
Pardomino
 
Quintanilla
 
Rucayo
 
Utrero
 
Valdehuesa
 
Vegamián