Amigos de la Montaña del Porma
 
 

Esta este pueblo enfrente de la peña de las Cuevas, al otro lado del río Porma, que se pasa por un puente de cemento, ahora roto. Su altitud es de 1.070 metros.

Está casi en la confluencia del río Arianes , que baja de Reyero, y el Porma. Es una vega resguardada de los vientos del norte por la peña de Doñin y del sur por la peña de Peñamián.

Pertenece al municipio de Vegamián, que está a 4 kilómetros y al partido judicial de Riaño a 27 kilómetros de camino regular cruzando la collada de Viego.

Pertenece al obispado y provincia de León.

Limita al norte con Camposolillo y Orones, al este con Lodares, al sur con Vegamián y al oeste con Utrero.

Su parroquia tiene como titular a Santa Cecilia. La iglesia está situada al nordeste del pueblo y es de mampostería con una nave de 14 por 6 metros y cuatro el presbiterio, bóveda de piedra en la capilla mayor y el resto de madera; tiene dos altares, espadaña y dos campanas, es de estilo renacimiento y tiene una imagen antigua de san Adriano que es de merito. El cementerio está al lado del templo.

Celebra la fiesta principales 22 de noviembre, y el titular es San Adriano, cuya capilla está en un cerro a 2oo pasos del pueblo. Tenia esta capilla una cofradía de mucha devoción entre estos pueblos de la montaña, y por ello el Papa Paulo V, en 1.716, le concedió una Bula.

Es rural de primera.

PRODUCCIONES:

En el llano tiene unos prados de regadío y prados que producen abundante yerba para el ganado, que es la principal riqueza, algo de cereales y legumbres, y sobre todo patatas, que se dan muy bien, tiene algo de caza y buenas truchas en el Porma y Arianes.

Su única industria ahora es la fábrica de la luz, abajo en las cuevas y un molino en el pueblo. La leche de sus vacas le produce, por 16.611 litros, 53.000 pesetas.

HISTORIA.

Que en Armada hubo un poblado probablemente prerromano, no cabe duda a la vista de las lapidas vadinenses que Gómez Moreno describió. Están ambas en el Museo de León, donde pueden verse.

Este pueblo debió estar donde está la ermita de San Adrián, ya que allí se encontró el cementerio romano con sepulturas de fábrica.

Los apellidos más comunes en el censo de Felipe II (1595) son: González, Gómez, Pérez, del Prado, Fernández de Laguna, Llamazares (el más común) y Suárez. Tenía 20 vecinos.

En el censo de Floridablanca del 1.786 le da 156 habitantes.

En el censo de 1.950, tenia 99 habitantes.

Fuente:

Historia de la Montaña del Porma
P. Casiano García (Ávila 1.960)